Serán la primera pareja de reproductores de esta especie en peligro de extinción.

Tras haber superado la cuarentena, Coco, el macho de nutria gigante que llegó desde el Zoológico de Givskud (Dinamarca), arribó a la Isla San Alonso en el corazón del Parque Iberá.

Allí, se encontró con Alondra, la hembra proveniente del zoológico de Budapest (Hungría).

La junta de ambos animales resultó extremadamente tranquila. Se observaron y olfatearon a través de las rejas de sus respectivos corrales.

Una vez unidos en el corral de pre-suelta, ya no se separaron más. Incluso pasaron la noche en la misma madriguera.

Coco y Alondra se podrían convertir en la primera pareja de reproductores de esta maravillosa especie, luego de 30 años de extinción Argentina.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA NUTRIA GIGANTE

El lobo gargantilla o nutria gigante es un animal que se encuentra extinto en la Argentina desde mediados de siglo XX.

Ahora, con el arribo de Alondra al Iberá, se reintroducirá un ejemplar en el país.

La nutria gigante se extinguió en Corrientes (Argentina) a mediados del siglo XX, principalmente por alteraciones en su hábitat y por la caza furtiva para el uso de su piel.

Este mamífero acuático, que representa un importante recurso de ecoturismo basado en la observación de fauna en muchos sectores de su actual distribución, está considerado extinto en Argentina.

Además, está amenazado en la mayoría de los países donde se encuentra.