Seguimos con los domingos de recetas en DestinoNea. Mirá el paso a paso.

El dorado a la parrilla puede ir acompañado de muchas guarniciones. Acá te contamos como podes cocinarlo de una manera diferente.

Los ingredientes está pensado para aproximadamente 4 a 6 personas.

INGREDIENTES

  • 3 dorados de 2 kilos aproximadamente.
  • 1 tomate grande.
  • Ajo.
  • Un puñado grande de perejil.
  • 6 hojas de albahaca.
  • 1 pepino grande.
  • 1 morrón amarillo grande (pimiento, ají dulce).
  • 2 morrones rojos grandes (pimiento, ají dulce).
  • 2 cucharadas de orégano.
  • 1 cucharada de tomillo.
  • 3 rabanitos.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.
  • Jugo de 3 limones.
  • Leña o carbón cantidad necesaria para cocinarlos.

PREPARACIÓN

Lo primero que hay que hacer es limpiar el pescado. Se abre la parte de la panza y se retiran todas las vísceras.

Después, se corta la cabeza y nada más. Es importante saber que no se quita la piel ni las escamas.

Otro dato es que cortarle la cabeza es opcional, ya que algunas personas les gusta cocinarlos con ella.

Asimismo, es fundamental lavarlos muy bien y mantenerlos en el frío hasta el momento de cocinarlos.

Ahora para la salsa criolla, el cual su secreto es contar todos los ingredientes lo más chico posible.

Para empezar, picar el tomate sin las semillas, los ajos, el puñado de perejil con los cabos y la albahaca.

También, pelar el pepino, cortarlo a la mitad y retirarle las semillas y picarlo, al igual que con los morrones.

A su vez, a los rabanitos una vez bien lavados se pueden picar o rallar.

Por último, se ponen todos los ingredientes de la salsa criolla en un bol, se agrega el orégano y el tomillo , lo condimentas a tu gusto con sal, pimienta y el jugo de limón y está listo para consumir.

Una vez limpios los dorados, terminar de abrirlos bien y cubrir con la salsa criolla toda la carne.

Una vez que se formen las brasas, distribuirlas debajo de la parrilla, procurando colocar pocas brasas para que el calor sea suave y permita cocinar el pescado lento y parejo de abajo hacia arriba.

Importante: el pescado se coloca con la piel y las escamas mirando hacia las brasas. Por eso el calor debe ser parejo y suave para que no queme la piel.

Una vez que esté cocido por completo el dorado, podes acompañarlo con lo que más te guste.