La histórica bajante del Rio Paraná podría ser la causa de la aparición de ejemplares en busca de alimento. Video

Pescadores de la región alertaron la mayor presencia de ejemplares de yacarés (caimán) en el curso del Río Paraná. Las primeras hipótesis sostienen que la histórica bajante del río podría ser la causa ya que se secan las lagunas interiores de las islas y los animales se trasladan buscando alimentarse.

El yacaré negro es el principal predador natural de las palometas. Es capaz de cazar otros reptiles y aún mamíferos pequeños en caso de necesidad, pero evita hacerlo por el consumo energético que implica; salvo en caso de autodefensa o hambre extrema, no es agresivo hacia el humano.

La fauna del rio Paraná está adaptada a las bajadas y crecidas del río, pero cuando el nivel desciende a valores mínimos puede haber dificultades.

PRECAUCIÓN EN CONSUMO DE PECES

La preocupación permanece además debido a que no se espera un repunte en los ríos Paraná y Uruguay. Si las aguas continúan en bajante podrían aparecer los primeros signos de peces en descomposición.

Expertos aseguran que a situación de la bajante del río Paraná puede perdurar durante todo agosto y por lo tanto advierten sobre la precaución en el consumo de peces, dada la quietud por falta del traslado y movilidad acostumbrada.