Tras la celebración del Día Mundial de los Océanos, te contamos cómo podes cuidarlos.

Cada 8 de junio se celebra el Día Mundial de los Océanos y según estudios, el 95% de la vida del planeta se encuentra en ellos.

Además calculan que en 2050, habrá más basura en el mar que peces viviendo allí. Esto se debe a que al menos 8 millones de toneladas de plásticos terminan en el océano cada año.

MÁS INFORMACIÓN

Los océanos generan la mayor parte del oxígeno que respiramos, absorben una gran cantidad de las emisiones de carbono, ofrecen comida y nutrientes.

Además, regulan el clima y son económicamente importantes para los países que confían en el turismo, la pesca y otros recursos marinos para sus ingresos.

Este 8 de junio se celebró el Día Mundial de los Océanos con el lema Nuestros océanos, nuestro futuro.

¿CÓMO CUIDAR LOS OCÉANOS?

Si pensamos que los océanos cubren alrededor de dos tercios de la superficie de la Tierra y son el pilar de la vida, es importante que nos concienciemos de la necesidad de preservarlos.

La presión humana, que incluye la sobreexplotación pesquera y la pesca ilegal, desconocida o sin regular, así como las insostenibles prácticas de acuicultura, la polución marina, la destrucción del hábitat, las especies invasivas, el cambio climático y la acidificación están causando un grave daño a los océanos y los mares.

Reducir las emisiones de CO2 y el consumo de energía

Se pueden reducir los efectos del cambio climático en el océano dejando el coche en casa cuando puedas. Hay que ser consciente del consumo de energía en el hogar y el trabajo e intentar reducirlo.

Hacer compras seguras y sostenibles de pescado

Poblaciones mundiales de peces se están agotando rápidamente debido a la demanda, la pérdida de su hábitat y las prácticas de pesca insostenibles.

Al hacer la compra o salir a cenar, ayudar a reducir la demanda de estas especies sobreexplotadas escogiendo productos saludables y sostenibles.

Utilice menos productos de plástico

Los plásticos que terminan como basura en el mar contribuyen a la destrucción de los hábitats y pueden provocar la muerte a miles de animales marinos cada año.

Para limitar su impacto, podemos reutilizar las botellas de agua, guardar los alimentos en recipientes no desechables, o utilizar bolsas de tela para transportar nuestras compras.

Ayudar a cuidar las playas

Si te gusta el buceo, el surf, o relajarse en la playa, intentaremos dejar el lugar limpio una vez abandonemos la playa.

Además, hay que alentar a tantas personas como podamos a respetar el medio marino y haciéndoles partícipe de ello.

No comprar productos que se aprovechan de la vida marina

Algunos productos contribuyen al daño de los frágiles arrecifes de coral y las poblaciones marinas.

Evitar comprar artículos tales como joyería de coral, accesorios de pelo hechos con almejas (a partir de las tortugas carey), y productos derivados del tiburón.

Viajar por el mar responsablemente

Si practica deportes como el kayak u otras actividades que se realicen en el agua, no tire nada por la borda y sea conscientes de la vida marina que habita en las aguas que le reodean.