Esta fecha sirva para tomar conciencia de la importancia de los árboles y la necesidad de cuidarlos.

Cada 29 de agosto se celebra el Día del Árbol y este año es particular por lo que vive en el Amazonas, uno de los grandes pulmones de este planeta.

Esta fecha fue establecida en 1.900 por el Consejo Nacional de Educación por iniciativa de Estanislao Zeballos, fundador del Instituto Geográfico Argentino.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Por qué el Amazonas es consumido por el fuego?

¿Por qué se celebra el Día del Árbol el 29 de agosto?

Primero hay que remontarse a Suecia, que fue el primer país que instituyó un día en el año para rendirle tributo al árbol, en 1840.

Esta fecha sirve para concientizar sobre la importancia de los recursos arbóreos para la Tierra y de la necesidad de enseñar sobre las plantas y sus cuidados para preservarlas.

Con la inmigración, los suecos llevaron estos valores a Estados Unidos, país que estableció una fecha especial para celebrar al árbol en 1872.

Así, se produjo un contagio a nivel global, y otras naciones siguieron sus ejemplos.

En Argentina, todo comenzó quizás con Domingo Faustino Sarmiento, presidente de la Nación desde 1868 hasta 1874, y el principal impulsor de la actividad forestal.

Un exponente de la Generación del 80, Zeballos dirigió dos veces la Sociedad Rural. El periodista y escritor promovió esta fecha para concientizar sobre el cuidado y la protección de las superficies arboladas desde la política pública.

En Argentina, según datos de Parques Nacionales, dentro de áreas protegidas se conservan especies de valor excepcional, como la del Alerce (Fitzroya cupressoides).

Se trata de un árbol que es la segunda especie viviente más longeva del mundo.

Esta característica y la belleza del paisaje en el que habita, le dio al Parque Nacional Los Alerces la distinción como Sitio de Patrimonio Mundial.

TE PUEDE INTERESAR: Hoy agotamos los recursos naturales del planeta para este 2019

El parque, ubicado en la provincia del Chubut, alberga un bosque milenario de alerces, con ejemplares que alcanzan los 2600 años de existencia.

¿QUÉ NOS BRINDAN LOS ÁRBOLES?

Los árboles son sinónimos de naturaleza, de ecología y han estado al lado del hombre siempre aportándoles protección, alimentos y oxigeno.

Es así que, los arboles, mediante el proceso de fotosíntesis, liberan oxigeno y fijan dióxido de carbono, mejoran el paisaje y protegen el suelo de la erosión.

Además, es un gran regulador del ciclo hidrológico y genera un buen amparo térmico.

Plantar arboles es una de manera bastante económica de mejorar la infraestructura de la salud publica de una ciudad.

Es importante entender que no solo embellecen las calles y las plazas, contribuyendo a mejorar el paisaje urbano, sino que proporcionan aire fresco y limpio.

Es por esto que reducen la contaminación atmosférica, lo que contribuye con la buena salud física y metal de sus habitantes.