Las dos hembras fueron evaluadas genética y sanitariamente en Brasil para luego poder ser incorporadas al proyecto de reintroducción del parque.

Incorporaron dos yaguaretés brasileñas al Parque Nacional Iberá. Se trata de Juruna, que significa boca negra en guaraní y Mariua, llamada así en referencia a una región geográfica de Brasil. Son dos hembras jóvenes, de menos de dos años de edad, que se están incorporando al proyecto de reintroducción de esta especie a este parque en Corrientes (Argentina).Juruna y Mariua provienen del Criadouro Científico NEX ubicado en Aparecida de Loloia, un pequeño poblado a pocos kilómetros al norte de Brasilia, en Brasil. Estas dos hembras fueron llevadas allí por las autoridades del Instituto Brasilero de Ambiente cuando tenían pocos meses de edad, luego de que cazadores furtivos mataran a su madre.
En ese centro recibieron las atenciones necesarias para salir adelante y poder ahora viajar a Argentina.

TE PUEDE INTERESAR: El Parque Nacional Iberá se suma a las atracciones del NEA

Las dos hembras fueron evaluadas genética y sanitariamente en Brasil para asegurar que podían ser incorporadas al proyecto de reintroducción de yaguareté.

Ahora los estudios sanitarios continuarán en la cuarentana internacional ubicada en el Parque Provincial San Cayetano (Corrientes) donde permanecerán por un mes aproximadamente, hasta que sean trasladadas a las instalaciones del Centro de Reintroducción de Yaguareté, ubicadas en el Parque Iberá.En este centro también se encuentran Arami y Mbarete, los primeros dos cachorros correntinos, nacidos en la provincia en más de medio siglo, cuando la especie desapareció de Corrientes.

El centro fue construido en 2015 dentro del programa de Rewilding que lidera la organización The Conservation Land Trust (CLT), fundación argentina de Tompkins Conservation, en el Parque Iberá, con aportes de instituciones, organizaciones, empresas y el trabajo conjunto del pueblo correntino.Juruna y Mariua son los ejemplares 6 y 7 que se incorporan al proyecto, sumándose a los otros 5 ejemplares provenientes de otros centros de rescate y zoológicos de Argentina, Paraguay y Brasil.

El traslado de estos yaguaretés destaca el trabajo conjunto de centros de rescate y rehabilitación de fauna como NEX y proyectos de conservación como el que llevan adelante CLT y el gobierno correntino.Estas acciones conjuntas le dan sentido a la existencia de estos centros y permiten que ejemplares de fauna (en este caso yaguaretés) puedan continuar realizando aportes a la conservación de su especie más allá de haber sido removidos de su hábitat natural por actividades ilegales.

TE PUEDE INTERESAR: Situación crítica del yaguareté: en Argentina quedan menos de 250

EL YAGUARETÉ EN EL IBERÁ

El yaguareté es el mayor felino de América, y hoy se encuentra en peligro crítico de extinción en Argentina, donde se estima que habitan unos 200 ejemplares. Se trata del predador tope que habitaba en los Esteros, y su presencia en este ambiente resulta imprescindible para garantizar un ecosistema saludable, que brinde beneficios a las comunidades que se desarrollan en esta gran cuenca.Además, su belleza, simbolismo y arraigo en la cultura correntina, representan un enorme atractivo para actividades y emprendimientos vinculados al turismo de naturaleza, que promueven el desarrollo económico y de orgullo de las comunidades rurales locales.

Fotos: Matías Rebak.