Este destino es una isla fluvial situada en la confluencia del río Paraguay con el río Paraná y es visitada principalmente por pescadores.

Con su pasado histórico y su presente turístico, Isla del Cerrito es una válida opción para quien busca vivir momentos de intenso contacto con la naturaleza. Belleza paisajística y playas magníficas aparecen en el sureste de la provincia del Chaco (Argentina) seduciendo a veraneantes y consiguiendo una cada vez mayor afluencia.Isla del Cerrito se emplaza en la confluencia de los ríos Paraná y Paraguay, constituyéndose como un imán para pescadores, que llegan hasta sus costas deseosos de la captura del combativo dorado en el marco silencioso y tranquilo del lugar.Bosques y montes dibujan la esencia de la isla haciendo visible su diversidad intrínseca tan apasionante a la hora de los recorridos paisajísticos, la práctica de deportes de riesgo y los safaris fotográficos.UN POCO DE HISTORIA 

Isla del Cerrito forma parte del departamento Bermejo, en el extremo este del Chaco (Argentina) y se encuentra a 54 kilómetros de la de Resistencia, capital de la provincia.El nombre lo recibe por un pequeño cerro que se alza entre 15 y 20 metros sobre el nivel del río, situación realmente anómala entre el complejo de lagunas y lugares anegables que forman la margen derecha del río Paraná y el Paraguay.Su estratégica ubicación la hizo formar parte de numerosos hechos históricos, entre los que se destaca su participación en la Guerra de la Triple Alianza y el haber sido cabecera de las autoridades del Territorio Nacional del Gran Chaco.Durante buena parte del siglo XX se instaló un leprosario que al ser levantado permitió el fomento de la isla como atracción turística.Poco a poco, en los alrededores de la isla, fueron instalándose pobladores urbanos, en su mayoría familiares o enfermos ya recuperados, y así Cerrito creció a la fuerza.

TE PUEDE INTERESAR: Viví la magia de Laguna Oca en su Reserva de Biosfera
Además del turismo en la isla, la principal actividad es la administración pública, que absorbe al 70 % de la población ya sea en el municipio, registro civil, museo, Prefectura Naval Argentina y entes provinciales.Otra importante proporción son agricultores, ganaderos y pescadores en pequeña escala. En la isla se producen hortalizas, verduras y árboles frutales (cítricos principalmente; y en menor medida, banana).La ganadería se concentra en la cría de bovinos, y con menor desarrollo porcinos y ovinos; también es común la cría de aves de corral.El circuito de producción es pobre, y la única actividad que identifica a la zona es la pesquera, con una producción netamente artesanal.EL LEPROSARIO Y LAS FRONTERAS

Separada del mundo salubre por las aguas de sus ríos circundantes, el Cerrito fue el sitio perfecto para aislar a los, en ese entonces, temidos leprosos y evitar toda forma de contacto.Sólo había escape aguas adentro, no existía otra comunicación que no fuera la vía fluvial. Por el embarcadero Punta Norte arribaban desde medicamentos y alimentos, hasta los propios enfermos.Desde allí, un tren se disponía a cubrir los 2000 metros a la redonda que abarcaba la llamada colonia de leprosos. Esa que, además de un sanatorio, contaba con la presencia de una panadería, un frigorífico, talleres y carpinterías, una huerta, una usina, una fábrica de hielo, una iglesia cuyas campanadas alcanzaban los oídos de los más absortos navegantes y hasta un crematorio.Es que quienes llegaban a la isla lo hacían para ya no salir. E incluso allí, en aquel sitio ajeno al mundo salubre, había límites. Un cerco perimetral separaba a la colonia de la población presente en el Cerrito: desde fugaces viajantes provenientes del Paraguay o Corrientes en busca de asilo político; hasta trabajadores estables del lugar.QUÉ HACER EN LA ISLA

Los turistas pueden visitar la capilla ubicada sobre la barranca, un museo y conocer la exuberante flora y fauna local en los innumerables esteros que contiene.

TE PUEDE INTERESAR: Descubrí los encantos de Goya con sus diferentes propuestas turísticasExiste una hostería en el centro del poblado con cómodas instalaciones y un camping municipal.

Además, en la denominada Punta Norte, se puede observar la confluencia de los ríos Paraná y Paraguay, en uno de los paisajes catalogados como de los más bellos de la zona.La gran cantidad de objetos pertenecientes a los cuatro ejércitos que participaron de la Guerra de la Triple Alianza hallados en las costas durante las bajantes del río, propiciaron la creación en 1996 de un Museo local, en el cual se ubicó armamento, uniformes, municiones, cerámica entre otros.En sus 12.000 hectáreas, ofrece actividades deportivas, náuticas, de pesca, paseos por riberas, riachos y senderos interiores que permiten la realización de caminatas, cabalgatas, trekking y safaris fotográficos.MÁS INFORMACIÓN PARA TURISTAS

  • Isla del Cerrito dispone de un amplio camping, hostería, albergues, restaurantes, proveeduría y otros servicios.
  • El camino desde Resistencia y la Isla del Cerrito cuenta con 20 kilómetros de asfalto y los restantes 35 kilómetros aproximadamente de ripio o tierra.
  • Cerrito está rodeada de cuatro islas: La Guáscara, Carpinchito, Brasilera y Mvorebí.
  • Se accede  a la Isla del Cerrito por Ruta Nacional 16, luego Ruta Provincial 63 e ingreso por Puerto Antequera y luego puente San Pedro.
  • La Isla cuenta con un servicio de ómnibus que realiza el recorrido Resistencia – Isla del Cerrito dos veces por día.
  • En el mes de septiembre se desarrolla en la Isla del Cerrito la Fiesta del Dorado.

CÓMO LLEGAR A LA ISLA DEL CERRITO

Desde Resistencia, Chaco

Desde Corrientes capital

Desde Posadas, Misiones

Desde Formosa capital