Se trata de una preparación tradicional de la región del NEA, para disfrutar del invierno.

Las familias eligen esta receta, llena de historia y para disfrutar de un almuerzo o una cena típica del NEA.

INGREDIENTES

  • 1 Pollo.
  • Perejil, a gusto.
  • Un ramo de apio.
  • Medio kilo de cebolla.
  • Ajo, a gusto.
  • 300 gramos de queso cáscara colorada.
  • Medio vaso de aceite.
  • Sal y pimienta gusto.
  • Comino y orégano, a gusto.
  • 1 kilo de harina blanca de maíz.

PREPARACIÓN

En primer lugar, hay dorar la cebolla, agregar el perejil, el ajo y el apio, todo bien picado.

Luego , incorporar el pollo trozado en 10 porciones o más (algunos prefieren usar solo pechuga cortada bien chiquitito).

Hay que esperar con la olla bien tapada que cada ingrediente libere sus jugos y sabor. Luego, agregar todos los condimentos y la sal.

Cuando los ingredientes estén cocidos, en un recipiente (aparte) con agua fría disolver la polenta, como una maza bien chirle.

TE PUEDE INTERESAR: Chipá: una receta simple para acompañarlos con lo que más te guste

Así, hay que agregarla al preparado de la olla, como si fuera una crema, agregar lentamente el agua caliente necesaria para que no se espese demasiado o no se pegue.

Para llegar al punto, es importante ir probando hasta que desaparezca el sabor del granulado y se convierta en crema suave.

Por último, agregar el queso, esperar que se derrita, y servir.