Rellenos de membrillo en almíbar son ideales para acompañar la infaltable ceremonia. Receta

INGREDIENTES: Para 6 porciones

  • GRASA/ACEITE
  • 400 gr. de AZÚCAR
  • 250 gr. de MEMBRILLO
  • 300 gr. de MANTECA
  • 1 pizca de SAL
  • 250 cc. de AGUA
  • 500 gr. de HARINA

PROCEDIMIENTO

Masa: Con la harina formar una corona. En el centro agregar la sal y la manteca en cubos e ir tomando la masa. Ir agregando de a poco el agua hasta obtener una masa lisa. Dejar descansar 20 minutos. Estirar hasta obtener 1 centímetro de espesor. Untar con 50 gr de manteca derretida, espolvorear con harina y doblar en 3. Estirar nuevamente la masa. Volver a untar con otros 50 gr de manteca y espolvorear con harina. Volver a doblar en 3. Dejar reposar 30 minutos en heladera. Estirar la masa hasta obtener un espesor de 3 mm. y luego cortar cuadrados de 8 cm.

Armado: Cortar el membrillo en cubos de 1,5 cm de lado. Colocar dulce de membrillo en el centro de cada cuadrado. Pintar con agua alrededor del dulce de membrillo. Cubrir con otro cuadrado de masa con las puntas superpuestas. Pellizcar de abajo la masa, presionando en los bordes para cerrar los pastelitos. Freír con abundante aceite o grasa que deberá estar tibia al momento de poner los pastelitos y luego caliente para que se doren. Una vez listos, pasar por un almíbar de partes iguales.

El dato: MEMBRILLO

El membrillo es un fruto de piel aterciopelada y color amarillo muy antiguo, producto de un arbusto perteneciente a la familia de las rosáceas. Del Asia Menor, su cuna, pasó a todo el Mediterráneo. A diferencia de otros, no se lo consume crudo y alcanza su estado delicioso en dulces.

Fuente: FEHGRA (Federación Empresaria Hotelera y Gastronómica de la República Argentina) www.gastronomiaregionalargentina.com