Se encontraba en inmediaciones del aeropuerto de Corrientes.

El pasado martes 28 de agosto hallaron en cercanías del aeropuerto de la capital correntina un ejemplar de “Aguará Guazú”, especie que actualmente se encuentra en peligro de extinción y años atrás fue declarado “Monumento Natural de la Provincia de Corrientes”. Luego del rescate lo depositaron en la Reserva Santa María de Ituzaingó.

Las autoridades competentes fueron alertadas de la presencia del ejemplar mediante un llamado telefónico, por lo que acudieron al lugar, donde encontraron al Aguará Guazú refugiado en una alcantarilla. Luego de varios intentos por sacarlo sin intervención invasiva, los médicos veterinarios participantes decidieron dormirlo mediante un dardo con anestesia lanzado con cerbatana a escasa distancia.

Puede interesarte: Reserva Guaycolec: disfrutá la naturaleza a sólo media hora de Formosa

Una vez que se pudo extraer el ejemplar, se procedió a hacer los chequeos médicos de rigor, donde se constató que se trataba de una hembra joven, en buen estado de salud, con un peso de 26,9 kilogramos.

Seguidamente, personal del Centro Aguará procedió a trasladarla a la Reserva Santa María, en la localidad de Ituzaingó (Corrientes, Argentina), área de distribución de esta especie, donde fue liberada en horas de la tarde, con la presencia de personal de la Entidad Binacional Yacyretá, de Guardaparques Provinciales y del Municipio local.

RESERVA SANTA MARÍA  

La Reserva Natural Rincón de Santa María fue creada en el año 1994 como reserva compensatoria de la Represa Yacyretá. Su superficie es de 3000 hectáreas. Su objetivo de conservación es proteger pastizales, pajonales y remanentes de bosque en estado de recuperación junto con la fauna y la flora típica de estos hábitats.

En Santa María se protegen comunidades vegetales seminaturales (modificadas por el hombre). Su riqueza especifica fue estimada en aproximadamente 400 especies vegetales. También existe un pequeño sector de bosque en recuperación, donde se están realizando acciones de restauración mediante el enriquecimiento con especies vegetales atractivas para la fauna, especialmente las aves.

En el año 2005 Santa María fue declarada Área Importante para la Conservación de las Aves (AICA) por contar con poblaciones de aves amenazadas a nivel global. Existen más de 250 especies.

Puede interesarte: Los Esteros del Iberá: el paraíso natural de Corrientes

La Reserva también cuenta con 40 especies de anfibios, un número importante teniendo en cuenta que en toda la provincia de Corrientes habitan 60 especie. Además se registraron 35 especies de reptiles, divididos en cuatro grandes grupos: tortugas, lagartos anfisbénidos (viboritas ciegas) y serpientes.

En cuanto a los mamíferos, en santa María se encuentran 24 especies de grandes y medianos ejemplares. Entre ellos tres Monumentos Naturales de Corrientes: el ciervo de los pantanos, el lobito de río y el aguara guazú. A su vez protege poblaciones de carpinchos, zorros, y cuatro especies de tatú.


EL AGUARÁ GUAZÚ

El aguará guazú (zorro grande o lobo de crin) es un cánido autóctono de las regiones de espesuras y pastizales del Chaco de la Argentina y Paraguay, la llanura beniana en Bolivia, las pampas del Heath en Perú, así como en la cuenca de los ríos Paraguay y Paraná, en Sudamérica.

Es el mayor de los cánidos de América del Sur. Es inofensivo para el hombre y el ganado; sin embargo, la ocupación de su hábitat y la caza lo han reducido a zonas aisladas. Se encuentra registrado en el Apéndice II del listado de especies protegidas de la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres).