Se trata de 8 hembras y 7 machos que llegaron desde Londres para sumarse al proyecto de reintroducción del parque.

Sumaron 15 ejemplares de guacamayo rojos a la población que habita el Parque Nacional Iberá en Corrientes (Argentina).Estos animales fueron donados por la organización World Parrot Trust de Londres al proyecto de reintroducción de esta especie en esa área protegida, que lleva adelante Conservation Land Trust (CLT), con el apoyo de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

TE PUEDE INTERESAR: Atropellaron y mataron a una hembra de ocelote en el Parque Iguazú
Se trata de 8 hembras y 7 machos que ayudarán a formar una población autosustentable para cumplir su rol ecológico como dispersor de semillas y creador de bosques.

Las aves llegaron a Argentina después de un viaje de 10.000 kilómetros y 12 horas, y serán evaluados en sus habilidades de vuelo y conducta antes de ser liberados.El guacamayo rojo, catalogado como extinto en Argentina, vuelve a volar en nuestro en el país luego de más de 150 años de ausencia.

LOS GUACAMAYOS: HABITANTES HISTÓRICOS DEL IBERÁ

Debido a su vistoso plumaje los guacamayos han sido perseguidos por los humanos desde tiempos históricos. En Corrientes (Argentina) habitaban al menos dos especies de estas grandes aves: el guacamayo violáceo (Anodorhynchus glaucus) o “guaá- hovy’’, que se extinguió totalmente, y el guacamayo rojo (Ara chloropterus) o “guaá-pytá’’, que desapareció de la provincia y el resto de la Argentina.

TE PUEDE INTERESAR: Liberaron al primer oso hormiguero gigante en el Parque Nacional Iberá
Los guacamayos habitaron los campos con isletas de selva, palmares y las selvas de galería de Corrientes y otras provincias como Formosa, Chaco, Santa Fe, Misiones y Entre Ríos. Hoy en día las poblaciones de guacamayo rojo más cercanas a Corrientes se encuentran a más de 300 kilómetros hacia el norte en los estados de Mato Grosso do Sul y Paraná en Brasil, en el extremo norte de Paraguay, y el sudeste de Bolivia, y no están adecuadamente protegidas.

A escala global el guacamayo rojo está catalogado en la lista roja de UICN como una especie de “preocupación menor”. En la Argentina está catalogada formalmente como una especie “críticamente amenazada”, aunque no existen registros recientes y se la considera extinta.CUATRO RAZONES PARA RECUPERAR AL GUACAMAYO ROJO

  1. Cumple un rol clave en el funcionamiento de las islas de bosques al controlar y dispersar los frutos y semillas de mayor tamaño de los árboles nativos.
  2. Implica la recuperación de una especie extinguida en la Argentina y la conservación de una población silvestre al sur de la distribución geográfica global de la especie.
  3. Representa un atractivo turístico de primer orden al ser una de las aves más espectaculares de América, lo que contribuirá al desarrollo de las comunidades locales.
  4. Se recupera además un valor cultural de los correntinos que sigue presente en expresiones artísticas y relatos históricos.

Fuente: proyectoibera.org